Artículo de: Nacho Anaya Cañada

 

Como sabéis soy un enamorado de la transformación y si algo es fundamental para ello es la inmersión en metodologías, prácticas etc

Hoy voy a hablar de una, que me atrevería a decir que la más conocida, o al menos con más solera, de todas, por su adopción “generalizada” en TI antes que ninguna otra. Yo creo que antes de ella las certificaciones metodológicas en TI eran algo testimonial y su “concepto” supuso la apertura de un camino hacía algo que hoy es prácticamente “mandatory” y son los niveles de certificación para medir el, supuesto, conocimiento de una disciplina. (Para otro día dejo lo del supuesto)

Y me alegra especialmente redactar este artículo porque durante muchos años he escuchado y leído que se había quedado obsoleto, que no tenía futuro, etc (cuando para la gestión de los servicios no hay “guía” mejor, la verdad)

 

Axelos decidió hace un par de años evolucionar su “Biblioteca de Infraestructura de Tecnología de la Información”, también conocida (más bien diría que solo y muy conocida) como ITIL®. El resultado es una nueva versión, llamada ITIL® 4, que contempla varios niveles y paths de certificación los cuales continúan en evolución y que brindan a los profesionales, con diferentes niveles de experiencia, varios caminos para la adopción del nuevo conjunto.

 

 

Lógicamente, como pasa con cualquier producto, sea un coche, un móvil, o unas buenas prácticas la gran pregunta es ¿aporta algo nuevo? Aún iría un poco más allá y preguntaría ¿Aporta algo nuevo y de verdadera utilidad?

Y para saber si la respuesta es afirmativa habrá que analizar que “palancas” animaran a las personas y organizaciones a transitar hacía la adopción, o no, de la nueva versión.

Versiones anteriores de ITIL®

La primera versión de ITIL salió a principios de la década de 1980 y consistió en una serie de libros publicados en el transcurso de una década. ITIL V2 salió cuando el milenio cambió, lanzado en 2001, y se ocupó de 10 procesos centrales.

La siguiente, y más conocida versión, salió en 2007, y muchos usuarios se refirieron a esta nueva versión como ITIL® V3. Esta versión introdujo un ciclo de vida de servicio dividido en cinco etapas: estrategia de servicio, diseño de servicio, transición de servicio, operación de servicio y mejora continua del servicio. En lugar de 10 procesos, la nueva versión ahora presentaba más de dos docenas ya que consolidaba muchos subprocesos.

Esto nos lleva a ITIL 2011 (v3 2011), la versión más reciente antes de la actualización. Más allá de presentar el proceso de Gestión de relaciones comerciales (BRM), esta nueva versión no ofreció demasiados cambios, salvo que se eliminaban incosistencias y se leía mejor.

¿Y por qué la nueva versión? ¿Cuál es su propósito?

ITIL en su conjunto es utilizado por cualquier organización que quiera alinear mejor sus necesidades con los servicios de Tecnología de la Información. Ayuda a las empresas a realizar una gestión de riesgos efectiva, mejorar las relaciones con los clientes, fomentar mejores prácticas rentables y crear un entorno de TI dinámico que pueda crecer y evolucionar libremente.

ITIL 4 proporciona la orientación que las organizaciones necesitan para abordar los nuevos desafíos de gestión de servicios y utilizar el potencial de la tecnología moderna en una era de nube, Agile, DevOps y transformación.

Por tanto, el principal objetivo será proporcionar un modelo operativo digital que permita a las organizaciones cocrear valor efectivo a partir de sus productos y servicios compatibles con TI.

¿Cuáles son las diferencias entre ITIL 4 y ITIL V3?

ITIL 4 se basa en las décadas de progreso de ITIL, evolucionando las prácticas establecidas de ITSM, en el contexto más amplio de la experiencia del cliente, los flujos de valor y la transformación digital

Según el propio Axelos, ITIL 4 aporta una visión enfocada en las actividades de la gestión de servicios y no tanto como hacía la v3 más enfocada en la tecnología (antes eran procesos ahora prácticas).

Y para ello utiliza/abraza nuevas técnicas para llevar la TI al siguiente nivel de eficiencia y efectividad, alineando ITIL con otros métodos existentes, incluidos IT4IT, Agile, DevOps y Lean. Con ello fomenta menos silos, una mayor colaboración y facilita la comunicación en toda la organización integrando las diferentes disciplinas a nivel estratégico; de una manera más personalizable y flexible.

“En esencia, la nueva versión fomenta una visión más holística de TI.”

 

ITIL v3 sigue un «ciclo de vida de servicio»

El término «ciclo de vida» implica una cosa finita que tiene un principio, un medio y un fin. Estamos acostumbrados a interpretar esto como un proceso lineal.

ITIL 4 introduce una Cadena de Valor de Servicio

Las actividades que crean valor pueden iniciarse en cualquier momento y por cualquier persona. Es hora de pasar de una mentalidad lineal, de proceso/ciclo de vida, a una mentalidad más flexible de «crear valor donde puedas».

 

 

ITIL 4 se centra más en los conceptos de costos, resultados, riesgos y valor. Sobre la base de una buena selección de ideas defendidas por ITIL Practitioner, los principios básicos de la nueva versión son:

 

 

Otras diferencias:

  • Ciclo de vida del servicio = Sistema de valor del servicio, con la cadena de valor del servicio embebida
  • Proceso = Práctica
  • ¡ITAM es fundamental!
  • Gestión del cambio = Control del cambio = Habilitación del cambio
  • Cultura: ¡Creación de valor!
  • Principios = Agilidad
  • ¡Automatización al fin!
  • Transformación digital y alta velocidad (HVIT)

El resultado final: ITIL 4 es un refinamiento de ITIL V3, que refleja los cambios en la cultura corporativa donde el trabajo en equipo y la comunicación tienen un peso adicional, integrando la TI en la estructura general del negocio.

Algunas reflexiones finales

Recuerde, al considerar el salto de ITIL V3 a ITIL 4, que este último no es un cambio en el contenido de la biblioteca, sino un cambio en el enfoque y la filosofía. La tecnología avanza a niveles exponenciales, especialmente en los campos que están dentro del ámbito de TI. Como resultado, es absolutamente esencial que los departamentos de TI de hoy estén totalmente equipados e informados para funcionar en este nuevo entorno dinámico, listos para manejar cualquier cambio que presenten las nuevas innovaciones.

Además, un número cada vez mayor de empresas y organizaciones finalmente están llegando a la idea de que el departamento de TI es una parte integral de su éxito y, en consecuencia, debe integrarse completamente en la estructura de la empresa. Ya no es una visión compartimentada es transversal.

 

Así que me atrevería a afirmar que ITIL no es que no esta muerto, sino que está más vivo que nunca, ya que es una herramienta valiosa para cualquier organización que pretenda recorrer su camino de manera exitosa. Por tanto, ¡¡Claro que tiene sentido!!

 

Nacho Anaya Cañada