“El cambio es necesario para el progreso, pero con él viene el riesgo.”

Las oportunidades y los riesgos en el mundo laboral se multiplican en nuestra era de cambio rápido, impulsado por un mundo hiperconectado y digitalizado.

La tecnología, incluida la automatización, la robótica, la digitalización y la inteligencia artificial, se extiende por muchas industrias, pero con el riesgo creciente de que el progreso no solo crea empleos, también los destruye.

A medida que la próxima generación se prepara para ingresar al mundo laboral, nos preguntamos ¿existen también grandes oportunidades de empleo para compensar los riesgos? ¿Estamos hablando de un Trabajo 4.0?

 

La mayoría de la gente no se siente particularmente optimista sobre el futuro: una encuesta de Pew Research de 2017 encontró que más de un tercio de los estadounidenses ahora creen que sus hijos estarán mejor económicamente de lo que estaban.

Esto llevó a Bill Gates a pensar: “La innovación es más rápida que nunca. . . sin embargo, los estadounidenses son más pesimistas sobre el futuro “.

Sin embargo, el pesimismo de las personas no es del todo infundado. De los nacidos en Estados Unidos en 1940, el 90 por ciento estaba mejor económicamente que sus padres, mientras que solo la mitad de los estadounidenses nacidos en 1980 están mejor económicamente que sus padres.

 

La próxima revolución de la IA (inteligencia artificial) ha traído la automatización a áreas nuevas e inesperadas que anteriormente eran refugios seguros para el trabajo humano. Esta tendencia (la desaparición de empleos de ingresos medios, salarios estancados y la creciente desigualdad) fue característica de la Revolución Industrial, que fue un período de cambio tecnológico sin precedentes, pero también uno de turbulento cambio social y político, que ahora parece que puede repetirse.

Es importante recordar que el auge de la industria moderna no fue indoloro y que durante la Revolución Industrial muchas personas se enfurecieron contra las máquinas e hicieron todo lo posible para detener la expansión de la fábrica mecanizada destrozando máquinas que amenazaban sus trabajos.

Actualmente estamos al borde de una revolución tecnológica que promete no solo alterar la estructura de nuestra economía, sino también remodelar el tejido social de manera más amplia lo que provoca esa ansiedad por el rápido cambio tecnológico que amenaza los trabajos de las personas.

 

Fuente: TECHNOLOGY AT WORK v4.0 Navegando hacía el futuro del trabajo 4.0, informe realizado por Citi con la Universidad de Oxford.